Make your own free website on Tripod.com
           ROSARIO en honor a "SAN JOSÉ".
 
Primer misterio: Contemplamos a San José, EL HOMBRE JUSTO a los ojos de Dios.- (Mt. 1,18-21.24).
 
El nacimiento de Jesucristo fue así: María, su madre, estaba comprometida con José y cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.
Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: "José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido  engendrado en ELLA proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo a quien pondrás el nombre de Jesús, porque ÉL salvará a su pueblo de todos sus pecados".
 
Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el  Profeta: " La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emanuel, que significa: 'Dios-con-nosotros'".
 
Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado y recibió en su   casa a su esposa. Y sin que tuvieran relaciones dió a luz un hijo al que José puso el           nombre de JESÚS.
Reflexión: San José se adhirió, con total confianza, al proyecto de Dios sobre él. ¿Y nosotros nos dejamos guiar en nuestras opciones por la Palabra de Dios y por  la Palabra de la Iglesia?.-
     
         ( Padrenuestro, 10 Ave María, Gloria ...) 


Segundo misterio: contemplamos a San José, EL ESPOSO VIRGINAL, de María Santísima. (Lc. 1,34-38).

           María entonces dijo al Ángel: "¿cómo podré ser madre, si yo no convivo con 
ningún hombre?"."El Espíritu Santo descenderá sobre tí y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el Niño será Santo y se lo llamará Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril ya se encuentra en su sexto mes de embarazo, porque no hay nada imposible para Dios".

       María dijo entonces: "Yo soy la servidora del Señor; que se cumpla en mí lo que has dicho". Y el Ängel se alejó.

        Reflexión: El matrimonio, entre bautizados, es sacramento, signo del amor entre Cristo y la Iglesia. Es un camino hacia la santidad cristiana. El matrimonio se vive cristianamente cuando el diálogo, el mutuo amor, la misma procreación y la educación de los hijos corresponden plenamente al proyecto de Dios expresado en la Palabra revelada y en la enseñanza de la Iglesia. La Sagrada Familia de Nazaret sea para todas las familias modelo de unión, virtudes domésticas y santidad.

                    (Padrenuestro,10 Ave María, Gloria...)

    Tercer misterio contemplamos a San José, EL EMIGRANTE LLENO DE CONFIANZA ,en la huída a Egipto. (Mt. 2, 13-15).
          Después de la partida de los Magos el Ángel del Señor se apareció en sueños a José   y le dijo: "Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí  hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo". José se   levantó de noche, tomó al niño y a su madre, y se fue a Egipto.
    Allí permaneció hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio del Profeta:" Desde Egipto llamé a mi hijo".
          Reflexión: Los padres cristianos tienen que poner su mayor cuidado para defender  a sus propios hijos en la vida física, moral y espiritual. Hay muchos "Herodes" en  el mundo de hoy, que causan un inmenso peligro especialmente para los pequeños.
        (Padrenuestro, 10 Ave María, Gloria...)

          Cuarto misterio: contemplamos a San José, EL SABIO JEFE de la         Sagradafamilia. (Lc.2,51-52; Mt.13,54-55a).

          Y Jesús regresó con sus padres a Nazaret y vivía sujeto a ellos. Su madre           conservaba cuidadosamente todas estas cosas en su corazón. Jesús iba creciendo en     sabiduría, en estatura y en gracia delante de Dios y de los hombres. 

          Jesús, volviendo a su Patria, enseñaba en la Sinagoga, de tal manera que se decían  maravillados:"¿ No es este el hijo del carpintero?".

          Reflexión: Una familia se rige también por la presencia sabia, atenta y cariñosa del  padre. El diálogo entre padres e hijos y la oración en común ayudará a la familia a descubrir y realizar el proyecto de Dios.

                      (Padrenuestro,10 Ave María, Gloria ...)


     Quinto misterio:contemplamos a San José,ELFIEL OBSERVANTE de las       fiestas religiosas. (Lc. 2, 41-43).

       "Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén en la fiesta de Pascua. Cuando    el niño cumplió doce años, subieron como de costumbre y acababa la fiesta, María y  José regresaron, pero Jesús permaneció en Jerusalén sin que ellos se dieran cuenta".

          Reflexión: La religión debe vivirse también *juntos* en familia. Los padres no   deben decir a sus hijos: "¡Vayan a misa..., vayan a la iglesia..., vayan  a   confesarse..., recen las oraciones!". Los padres deben decir en cambio: "¡Vamos  a misa, a confesarnos, etc..."!. La vida familiar es una vida de comunión, debe  sentirse y vivirse comunitariamente, con mucha fuerza.

                       ( Padrenuestro, 10 Ave María, Gloria ...)

                                         Principal Siguiente