Make your own free website on Tripod.com

                                *  POEMAS *

                             N° 1 

El alba mensajera del sol de alegre brillo
conoce ese martillo que suena en la madera.
La mano carpintera madruga su quehacer
y hay gracia antes que sol en el taller.

Cabeza de tu casa del que el Señor se fía,
por la carpintería la gloria entera´pasa.
Tu mano se acompasa con Dios en la labor
y alargas tú la mano del Señor.

Humilde magisterio bajo el que Dios aprende
¡que diga si lo entiende quien sepa de misterio!
Si Dios en cautiverio se queda en aprendiz,
¡aprende aquí la casa de David.

Sencillo, sin historia, de espalda a los laureles,
escalas los niveles más altos de la gloria.
¡Qué asombro hacer memoria y hallarle a tu ascensión
tu hogar, tu oficio y Dios como razón!

Y pues que el mundo entero te mira y se pregunta,
di tú como se junta ser santo y carpintero.
La gloria y el madero, la gracia y el afán.
tener propicio a Dios y escaso el pan.
 

                             N° 2 

A ti, José, patriarca y artesano,
que habitas pobre y escondida casa.
Con voz alegre y corazón humilde
nuestra voz canta.

De regia estirpe, en posición modesta,
sufres paciente, resignado callas.
Mientras sustentas, con trabajo duro,
dos vidas santas.

Fiel artesano y ejemplar modelo,
das a los hombres pruebas bien preclaras:
De honra al trabajo,
y de hacer la vida santificada.

Sé compasivo con tus fieles siervos,
refrena torpes, sórdidas ganancias.
Que crezca Cristo místico en los ámbitos
de toda patria.

Dios uno y trino, que es a la vez
Padre de todos y de toda alma.
Haz que imitemos de José la vida
y muerte santa. Amén.
 



                                                                                       N° 3 
¡Oh, qué dichoso este día
en que José, dulce suerte,  
entre Jesús y María 
rinde tributo a la muerte!

Tuvo en la tierra su cielo;
por un favor nunca visto, 
con la Virgen, su consuelo 
fue vivir sirviendo a Cristo.

Quiera Dios que en nuestro trance
no nos falte su favor, 
y piadoso nos alcance
ver benigno al Redentor.

 


  

 
                                                                                                        Principal Siguiente